Quemador de aceite hecho de piedra esteatita
Quemador de aceite hecho de piedra esteatita
Quemador de aceite hecho de piedra esteatita
Quemador de aceite hecho de piedra esteatita

Quemador de aceite hecho de piedra esteatita

Quemador de aceite hecho de piedra esteatita

Precio habitual 12,00 €
Precio habitual Precio de oferta 12,00 €
Oferta Agotado
Impuesto incluido.

El quemador de aceite hecho de piedra esteatita es una hermosa y funcional pieza que combina la estética natural de la piedra con la utilidad de la aromaterapia. Aquí tienes una descripción detallada del producto:

El quemador está hecho de piedra esteatita, una roca metamórfica conocida por su belleza natural y su capacidad para retener el calor. La esteatita es ideal para este tipo de quemadores porque puede resistir temperaturas altas sin sufrir daños.

Cada quemador de esteatita es único debido a las variaciones naturales en el color y la textura de la piedra. El diseño artesanal agrega un toque de autenticidad y carácter, convirtiendo cada quemador en una obra de arte en sí misma.

Se trata de dos pieza separadas que encajan una sobre otra.

Ver todos los detalles

Aplicaciones

Este quemador de aceite hecho de piedra esteatita es una hermosa adición a cualquier espacio.

Su diseño natural, combinado con su funcionalidad para la aromaterapia, lo convierte en un elemento decorativo y terapéutico que puede disfrutarse todos los días.

Al utilizar el quemador de aceite con una vela y aceites esenciales, se crea un ambiente relajante y aromático en cualquier espacio de la casa u oficina.

El aroma difundido ayuda a crear una atmósfera tranquila y agradable, perfecta para momentos de meditación, relajación o simplemente para disfrutar de un ambiente acogedor.

Además de su función como quemador de aceite, esta pieza también sirve como un elemento decorativo inspirador.

Cuando se enciende, crea un ambiente tranquilo y relajante en cualquier habitación, mientras que el aroma del aceite esencial contribuye a una experiencia de bienestar y armonía.

Modo de uso

El quemador de aceite se utiliza con una vela pequeña que se coloca en la parte inferior del quemador.

La vela calienta un recipiente o plato superior donde se coloca el aceite esencial. A medida que el aceite se calienta, se evapora y se dispersa en el aire, llenando la habitación con su aroma.

El quemador de aceite es ideal para utilizar con aceites esenciales puros, los cuales se agregan al recipiente superior del quemador.

Los aceites esenciales tienen propiedades terapéuticas y aromáticas que pueden ayudar a promover la relajación, aliviar el estrés o mejorar el estado de ánimo, dependiendo del tipo de aceite utilizado.

Para limpiarlo, deja que se enfríe por completo y luego retira cualquier residuo de aceite con un paño suave y húmedo.

Con dimensiones adecuadas para adaptarse a cualquier espacio, este quemador de aceite es perfecto para usar en el hogar, la oficina, el spa o cualquier lugar donde desees crear un ambiente relajante y aromático.

Más datos

Materiales: Cerámica

Fabricado en: China

Advertencias para el uso seguro del incienso

  • Preparación del área: elija un lugar seguro y bien ventilado para quemar el incienso. Asegúrese de que la zona esté libre de materiales inflamables y lejos de corrientes de aire que puedan alterar la dirección del humo.
  • Soporte adecuado: utilice un portainciensos diseñado específicamente para sostener las varillas de incienso de manera segura y estable. Asegúrese de que el portainciensos esté colocado sobre una superficie resistente al calor.
  • Encendido del incienso: sujete la varilla de incienso por el extremo no quemado y encienda la punta con un encendedor o una cerilla. Deje que la llama arda durante unos segundos y luego sople suavemente para apagarla, dejando que la varilla emita humo.
  • Colocación en el portainciensos: inserte el extremo encendido de la varilla en el portainciensos de manera que quede firmemente sujeta y en posición vertical. Asegúrese de que no haya nada encima que pueda obstruir el humo.
  • Seguridad: Nunca deje las varillas de incienso encendidas sin supervisión. Apague la varilla completamente cuando no esté en uso, asegurándose de que no haya brasas ardientes.
  • Extinción segura: Cuando haya terminado de usar el incienso, asegúrese de apagarlo completamente. Esto se puede hacer simplemente aplastando suavemente la punta ardiente en un recipiente seguro o dejando que se apague por sí solo en un área segura.

Siguiendo estas instrucciones, puedes disfrutar de los beneficios y el aroma del incienso de manera segura y efectiva en tu hogar.